lunes, 6 de septiembre de 2010

Antes del QUEBRANTAMIENTO es la SOBERBIA

La semana pasada leí una entrevista que le hicieron al aún director técnico de la selección de Holanda, Bert van Marwijk. En la que entre otras cosas justificaba ala abundancia de faltas que cometió su equipo en la final del mundial pasado (2010), contra España, y decía que era porque hombre por hombre España era superior a los suyos.

Holanda venía de un paso practicamente perfecto, jugando bien fútbol, con Robben en su mejor momento, al igual que otros de sus jugadores, y algo que me llamó mucho la atención que en la entrevista a Van Marwijk fue que decía que:

- afronta la fase previa de la Eurocopa de fútbol con su misma filosofía de juego que se fundamenta, explica, en que "la arrogancia conduce a la derrota".-

LA ARROGANCIA CONDUCE A LA DERROTA!!! ... no es solo una "filosofía de juego"... Dios desde hace mucho tiempo ya lo planteaba como una de las verdades en la mucha sabiduría que entre otros libros abundan en el de PROVERBIOS.

Ya que el Prov. 16:18 dice:

Antes del quebrantamiento es la soberbia, y antes de la caída la altivez de espíritu.

Como siempre LA DIOS TIENE RAZÓN, y Su palabra es tan vigente hoy 2010, como cuando el la inspiró en los hombre seleccionó para tal misión.

Amo Su Palabra, es siempre tan perfecta, y vamos a desempacar mas a fondo esta verdad tan útil.

QUEBRANTAMIENTO (shéber) - es: FRACTURA, RUINA, cautiverio, herida.

SOBERBIA (gaón) - Altivez, arrogancia, orgullo. Se puede entender como "auto-engrandecerse".

Dice el dicho, que me parece que fue una de las pocas cosas que aprendí de mis clase de Química y física: A TODA ACCIÓN, CORRESPONDE UNA REACCIÓN.

En este caso, puedes asumir y ver, y el técnico holandés lo comprobó al llegar "crecido" a su única final en toda la historia de los mundiales y perderla 4 minutos antes de terminar el partido.

Por lo que la matemática es sencilla, yo + soberbia=ruina, querabntamiento y Dios me resiste (como veremos mas adelante).

Por ello Dios nos pone como siempre la mejor opción a elegir, en 2 vers.

Humillaos delante del Señor, y él os exaltará. (Sant. 4:10), y el vers. 11 nos dice prácticamente evidencias de ello, que es el "no murmurar (difamar) los unos de los otros".

De igual forma 1a Ped. 5:5-7 nos dice:

Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque:
Dios resiste a los soberbios,
Y da gracia a los humildes.
Humillaos
, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.


Humillar aquí es la palabra "jupotásso" que significa: subordinar, OBEDECER, sumiso.

Por lo que la matemática (y eso que soy pésimo para ella) sigue siendo sencilla:

yo + humildad = Dios me exhaltará (El lo hará, no yo) cuando fuere tiempo; mientras tanto toda la ansiedad que puedo tener, se la confío a El, ya que me encanta saber que EL TIENE CUIDADO DE MI.

No hay Dios como nuestro Dios, es por eso que no hayo algo mas fascinante, emocionante y mejor que cumplir el propósito por el cuál El me da vida eterna: CONOCERLE, DARLE A CONOCER Y GLORIFICARLE (Jn. 17:3, Hech. 1:8, Efe. 1:6).

Nos leemos la próxima semana, y mientras tanto, no te esperes a que alguna fuerte ruina pase en tu vida, mejor busca que Dios examine tu corazón y nos ayude a conocerle más y eso nos hará humillarnos ante el asombroso, grande y eterno Dios que es.

Bendiciones y un abrazo.
Kike

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Bueno Kike, gracias por la claridad del mensaje y la manera fresca de darla, con un tema que es muy complejo para los argentinos jajaja, hablando en serio, para muchos jóvenes y entre ellos, YO. Lamentablemente algunos aprendemos esta palabra después de haber tenido una paliza en manos de nuestras propias decisiones, y en esto no quiero decir que me aparté, que trabajé para mi o algo por el estilo, mi paliza fue exactamente en el ministerio. Pero gracias que tenemos un Dios muy grande que nos abre los ojos antes de que sea peor, y en ello tu palabra. Abrazos enormes desde Còrdoba, Argentina.

Kike Torres dijo...

Gracias Gus por tu comentario. si puedes me gustaría conocer un poco mas tu experiencia. y espero que este blog siga siendo de bendición para tu y para todos los argentinos.

Kike